La Próspera Fortuna De Don Álvaro De Luna

Resumen del libro

libro La Próspera Fortuna De Don Álvaro De Luna

Álvaro de Luna nació en Cañete (Cuenca) a finales del siglo XIV. Hijo bastardo de Álvaro Martínez de Luna, copero mayor del rey Enrique III, y de María Fernández de Jarana, casada con el alcaide de la fortaleza de Cañete. A los catorce y entró en el servicio de su tío, Pedro de Luna, arzobispo de Toledo, y más tarde papa, con el nombre de Benedicto XIII. Su padre estaba, además, emparentado con María de Luna, reina de Aragón. A los dieciocho años entró en la corte de Juan II Trastámara en calidad de paje. En 1419, tras ser entronizado Juan II, los infantes de Aragón conspiraron contra éste para expandir sus posesiones en Castilla. Álvaro se casó en 1420 con doña Elvira de Portocarrero. Y Juan II decidió casar a su hermana la infanta Catalina con Enrique de Aragón para intentar convertirlo en su aliado. Mira de Amescua escribió obras de teatro inspiradas en la historia de España influido por Lope de Vega, acumulando numerosos personajes y acciones en una misma comedia. Sus argumentos son complicados y su estilo pretende la ornamentación del culteranismo.

Ficha del Libro

Opciones de descarga disponibles

Si te apetece puedes conseguir una copia de este libro en formato EPUB y PDF. Seguidamente te mostramos un listado de posibilidades de descarga disponibles:


Opinión de la crítica

POPULAR

3

86 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Antonio Mira De Amescua

A continuación te presentamos otros libros de Antonio Mira De Amescua disponibles para descargar gratis

  • Antonio Mira De AmescuaLa Mesonera Del Cielo Y Ermitaño Galán

    La mesonera del cielo, dramatiza la leyenda del ermitano Abraham en una encarnizada contienda entre el ascetismo y el amor.

  • Antonio Mira De AmescuaLa Vida Y La Muerte De La Monja De Portugal / The Life And Death Of The Nun Of Portugal

    En su «Historia de los heterodoxos españoles», Marcelino Menéndez y Pelayo cuenta la vida de la monja de Portugal: Por los años de 1586 gozaba fama grande de santidad en Lisboa sor María de la Visitación, priora del convento de la Anunziada (1981). Tenía largos éxtasis, decía haber recibido especiales favores de la divinidad y mostraba, en pies, manos y costado, siete llagas o marcas rojas, que todos los viernes se abrían y manaban sangre,las cuales llagas le había impreso con rayos de fuego Cristo crucificado. Todos los jueves, al Ave María, sentía en su cabeza los dolores de la