Cuentos Reunidos

Resumen del libro

libro Cuentos Reunidos

«Los cuentos de Clarice Lispector aquí reunidos constituyen la parte más rica y variada de su obra, y revelan por completo el trazo incandescente que dejó la escritora brasileña en la literatura iberoamericana contemporánea. En todo cuanto escribió está la misma angustia existencial, similar búsqueda de la identidad femenina y, más adentro, de su condición de ser humano. En sus cuentos hay, ciertamente, el vuelo ensayístico, la fulguración poética, el golpe chato de la realidad cotidiana, la historia interrumpida que podría continuar, como la vida, más allá de la anécdota. Leer a Clarice es identificarse con ella, desnudar su palabra, compartir una sensualidad casi física, entrar en el cuerpo de una obra que vibra y chispea, traducir a nuestro propio horizonte cultural su haz de preguntas lanzadas al viento, saber que, más allá de las letras, del espacio y el tiempo, hubo alguien, una mujer, que estuvo cerca del corazón salvaje y nos dejó, en su escritura y definitivamente, su soplo de vida.» Miguel Cossío Woodward

Ficha del Libro

  • Número de páginas: 544
  • Autor: Clarice Lispector
  • Tamaño: 1.68 - 2.40 MB
  • Descargas: 1113

Opciones de descarga disponibles

Si lo deseas puedes obtener una copia del libro en formato EPUB y PDF. A continuación te detallamos una lista de posibilidades de descarga disponibles:


Opinión de la crítica

POPULAR

3.7

57 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Clarice Lispector

A continuación te presentamos otros libros de Clarice Lispector disponibles para descargar gratis

  • Clarice LispectorLa Lámpara

    La lámpara (1946) es la segunda novela de Clarice Lispector y una de las menos comentadas, como si la crítica no supiera muy bien qué hacer con un texto que, como la lámpara que lleva por título, deslumbra hasta ofuscar y a la vez ilumina aspectos cruciales de la narrativa de Lispector. Reducida a su núcleo esencial, La lámpara es la historia de un probable incesto el de los hermanos Virgínia y Daniel y de una soledad segura, la de Virgínia, que con su soledad construye todas las formas de lo real, las distorsiona, proyecta equívocos, se sitúa y nos